Dic 13

Mentiras para justificar lo injustificable

Es de todos conocido que una de las razones más repetidas para justificar la actual imposición lingüística que tenemos que sufrir es que durante el franquismo las lenguas regionales sufrieron una gran represión. Si esto fue cierto, lo primero que habría que dejar claro es que desde esta asociación decimos que esa represión sería una gravísima injusticia. Sin embargo, los que hemos investigado el tema, y ya iremos dando datos al respecto, sabemos que esto no está tan claro como pretenden hacernos creer. Vaya por delante este artículo de El Mundo que aclara algo la situación que parece que existía en Galicia. Y por cierto, el que escribe estas letras es hijo de gallega, y recuerda perfectamente a sus tíos, a su madre y a su abuela hablar en gallego sin el más mínimo problema.

Pero, si la tan nombrada represión de las lenguas regionales hubiera sido cierta, ¿sería dicha represión suficiente pretexto para imponer ahora una lengua regional? Sinceramente, dudamos que una injusticia (la supuesta imposición de castellano) se solucione con otra (la de las lenguas regionales).